Horarios

Andrija Zivkovic, una de las joyas del seleccionado serbio en el Mundial Sub-20. Foto: Getty Images

Zivkovic y sus citas con la historia

ZÚRICH, Suiza.- Traían tambores y ondeaban muchas banderas. A los aficionados serbios que se dieron cita en el Otago Stadium de Dunedin sólo la coincidencia de dos hechos los hizo pausar los cantos de aliento: la pierna zurda de Andrija Zivkovic lista para cobrar un tiro libre cerca del área y la posibilidad de ver a su país superar la fase de grupos de un torneo FIFA por primera vez.

Serbia le ganaba uno a cero a México en la última fecha de un Grupo tan cerrado que ningún equipo había sellado pasaje. Una jugada a balón parado entusiasmaba a los europeos con el premio de estar en los octavos de final sin tener que pensar en Mali o Uruguay…

De entre los 11 que jugaban con la camiseta de Serbia, había uno en especial al que le van bien las citas con la historia. Tiene apenas 18 años. No llega al 1,70 de altura. Pero si se trata de poner números en la mesa, el mediocampista saca un par de unos bajo la manga que le dan el respeto de todos y entusiasman a la hinchada: ser el jugador más joven en ponerse el gafete de capitán en el Partizan de Belgrado y el más joven en debutar con la selección asboluta.

“Me da mucha alegría tener estos logros en mi carrera a pesar de mi juventud", confiesa con sinceridad en una plática exclusiva con FIFA.com. "Siempre me preparo muy bien para cada partido, con todo el profesionalismo posible. Estudio muy bien a los rivales a los que me voy a enfrentar; no pienso detenerme, buscaré seguir acumulando buenas actuaciones y logros”, remata.

De corte especial

Y en la cancha los logros los justifica con la pierna izquierda: dribla, asiste, comparte la pelota con sus compañeros y lo intenta de larga distancia. Por eso Zivkovic tomó la pelota, la colocó donde el árbitro señaló falta y, con un potente disparo, anotó el gol que llevó a su país directo a los octavos de final.

“Estoy demasiado feliz por el gol. Cuando me preparaba para cobrar me di cuenta de que ellos no habían hecho una muy buena barrera, vi que al portero le hacía falta un poco de colocación; entonces quise aprovechar la oportunidad y tiré”, explica.

A los hinchas les volvieron los gritos a la garganta, ésta vez no para apoyar, sino para festejar una anotación que va a quedar en la memoria deportiva de su país y en el brillante currículo deportivo de Zivkovic, hito al que ya le ha tomado cariño especial.
 “Son logros diferentes. Las cosas que pasan en el club y lo que pasan en la selección son difíciles de comparar porque los sentimientos no son los mismos. Pero cuando se trata de la selección, sin duda alguna este es mi mejor momento, este gol de tiro libre es mi gol favorito y este es mi torneo preferido”, analiza entusiasmado.

Los minutos pasaron y México no pudo reducir la desventaja. Serbia tenía la recompensa a mucho esfuerzo y Andrija Zivkovic un logro más en su cuenta personal.

“Esto desde luego es un gran logro para nosotros. No sólo para el equipo, también lo es para la gente de Serbia. Ahora nos toca ir a la siguiente ronda, y ahí vamos a tener que pensar paso a paso; claro, siempre esperando llegar lo más lejos posible en el torneo”.

Al final el festejo no quedó entre ellos solamente. Agradecieron el cariño de los aficionados presentes, compartieron las banderas e intercambiaron sonrisas y fotos.

“Tuvimos la suerte de celebrar aquí en el estadio con nuestra gente, de compartir nuestra felicidad con los aficionados que estaban cerca de nosotros. Pero hasta ahí queda el festejo. Ahora lo que sigue es concentrarnos en nuestro siguiente juego, esperar rival y ver hasta dónde podemos llegar en la competición”, concluye, siempre con los pies en la tierra, siempre esperando la siguiente oportunidad de seguir saldando cuentas con la historia.

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!