Este partido en Noruega se celebró luego de haber retirado toneladas de hielo que acabaron apiladas al borde de la cancha.