El equipo Canelas 2010, del norte de Portugal y famoso por sus agresiones a silbantes y rivales, vuelve a ser noticia por otro lamentable hecho.