A Sarunas Jasikevicius le reclamaron por qué le había permitido a un jugador ausentarse del equipo e ir al nacimiento de su hijo. Su respuesta lo dejó en silencio.