Un pequeño espectador, aficionado del astro de la canarinha, irrumpió en la práctica de la selección para conocer a su ídolo.