El central Nacho estuvo a punto de llevarse por delante a un aficionado que estaba charlando con el delegado del Real Madrid. ¡Tremendo susto!