El chárter que trasladaba al equipo desde Córdoba sufrió un fallo en la compuerta y los jugadores, a gritos, lograron avisarle al piloto.