El presidente del Club Sfaxien, Moncef Khemakhem, fue suspendido de por vida de toda actividad en el fútbol por haber besado y pellizcado a un árbitro asistente, Mira la increíble escena.