Las bromas de cómo Real Madrid logró superar al Bayern parece no ten fin, y en esta oportunidad la disputa se trasladó al cuadrilátero donde los Merengues sometieron a los bávaros al mejor estilo del “the Undertaker”.