El piloto español de Superbikes, Xavi Forès, arriesgó en exceso al no querer soltar su moto a pesar del fuego, y estuvo a punto de pagarlo muy caro.