Continúa la violencia en el fútbol; juveniles del Club Andorra y El Prat iniciaron una pelea a la que se le unieron algunos padres.