Horarios

No calculó bien la altura de la valla y... ¡Vaya golpetazo que se dio! Acabó de cara contra el suelo.