¡Gran expectación! Los aficionados del Orlando Pride fueron a esperar a una de las mejores jugadoras del mundo al aeropuero para pedirle autográfos, fotografías e incluso algún abrazo.