Neymar es conocido por ser un mago del balón, pero esta vez en lugar de dejar a la gente con la boca abierta con su habilidad desató las risas...¡incluyendo la suya!