El piloto y el astro brasileño del FC Barcelona llegaron al Oracle Arena para vivir la experiencia de las finales de la NBA.