En Brasil, una familia tiene una singular mascota, un pececito que gracias a su gusto por el fútbol se ha convertido en todo un personaje. ¡Conócelo aquí!