El joven de 22 años, hincha del Belgrano, identificó a su agresor antes de morir en el Hospital de Urgencias de la central provincia argentina de Córdoba.