La plantilla del conjunto francés no dudó en promover su felicidad tras llegar a una racha de victorias de cinco partidos consecutivos.