Horarios

Un comentarista francés no respetó una de las leyes más universales cuando estás delante de un micrófono. Ahora todo el mundo lo conoce, pero no como él esperaba.