Los voleibolistas japoneses Chaser Yu Yamamoto y Takuya Takamatsu se enfrascaron en una encendida discusión, pero luego hicieron las paces de una singular manera.