El colombiano se pasó de revoluciones en el entrenamiento del Real Madrid y llegó a hacerle una fuerte entrada a su compañero de equipo.