Un juvenil brasileño le hizo un túnel y lo dejó caliente. Triple mala sensación para el lesionado y ya no capitán Neymar.