En un campeonato de Artes Marciales Mixtas, uno de los competidores se niega a rendirse y su rival le rompe el brazo a la altura del codo con una brutal llave de sumisión.