Contra todas las críticas, el futbolista brasileño saca al crack que lleva dentro y que jamás lo ha defraudado.