Esta cancha de jóvenes en España volvió a convertirse en un ring donde llovieron los puñetazos y las patadas. ¡Lamentable!