Este nuevo deporte empieza a ser tendencia en Estados Unidos y otros países, donde no se necesita ser Kerri Walsh Jennings pero sí un peso completo para lanzar una pelota fitness como un experto.