Pogba y Jesse Lingard han pasado horas practicando esta "joyita" de saludo con el cual los dos parecen estársela pasando demasiado bien.