El equipo de Luis Enrique sueña con otra noche mágica en el Camp Nou y el club prepara un imponente mosaico de más de 90.000 cartulinas para animar desde el principio a los jugadores del Barcelona.