Mira el clavado peculiar que realiza el portugués en la piscina de su casa para celebrar que ha llegado a 100 millones de seguidores en esa red social.