Los jugadores de la Real Sociedad se pasaron al baloncesto y se midieron en un uno contra uno que terminó con el mexicano desatado.