Estos dos jovencitos son amigos, uno de ellos sufre de ceguera, pero su pasión por el Atlas ha podido más. Aquí te contamos esta maravillosa historia.