Horarios

En sus tiempos de jugador, el hoy entrenador de Cruz Azul gambeteaba muy bien con la pelota, de allí sus dotes para el baile. ¡Este Tomás Boy es un loquillo!