¿Por segunda vez? Tom Brady presentó el jersey en el estadio de los Red Sox y vio cómo se volvió a desprender de sus manos.