El entrenador holandés espera que Old Trafford sea capaz de crear el ambiente de Anfield, que animó a su equipo como si les fuera la vida en ello en la ida de los octavos de final de la Europa League.