El entrenador del Villarreal se mostró muy triste después del choque contra Liverpool. Los de Marcelino se quedaron fuera