Polémica en Twitter: nada le hizo pensar a Ronaldo que protagonizar un comercial para una empresa de Internet en Israel le traería problemas relacionados con el conflicto Palestino-Israelí.