El gol del jugador del Liverpool, además de haber tenido una perfecta ejecución, vale su peso en oro. Su anotación ha dado la vuelta al mundo.