La tenista checa Karolina Pliskova, está sorprendida por haber llegado tan lejos sin haber demostrado su mejor juego.