Aunque no lo crea, la red social que más persigue los desnudos, es decir, Instagram, acoge hace unos 7 meses el perfil de una maestra del yoga que se muestra sin nada de ropa en sus fotos.