En un partido que resultó cardiaco, la selección mexicana de baloncesto amarró un boleto para al repechaje después de derrotar 92-86 a Puerto Rico, en duelo correspondiente a la segunda fase del Preolímpico.