Descendidos, pero firmes en su plaza. El dueño de Jaguares afirmó que no venderá ni cambiará de sede al club.