El estratega uruguayo asume la responsabilidad de los escasos 17 puntos que tiene Atlas en el Apertura 2015 y consideró que en lo que queda de la temporada la mentalidad es 'matar o morir'.