La futbolista japonesa marcó la solitaria anotación con que su selección derrotó 1-0 a Estados Unidos, en el partido por el tercer lugar de la Copa Mundial Femenina Sub-20 de la FIFA Papúa Nueva Guinea 2016.