Sportours combina la pasión por el deporte con la naturaleza y el turismo; una trayectoria personalizada en esta ocasión fue desde Oporto hasta Espinho, la sede de la Copa Mundial de Beach Soccer de Portugal 2015.