Así quedó la aeronave donde viajaba el equipo brasileño cuando se incrustó en una zona boscosa en las afueras de Medellín.