Koki Ogawa logra el empate con la ayuda de el arbitraje asistido por vídeo