México no pudo vulnerar la portería de los australianos y ahora tendrá que esperar hasta el fin de semana para conseguir su clasificación a la siguiente ronda.