La marca de preservativos SKYN se aventuró a fabricar ropa deportiva basada en material para condones. ¡Aquí los resultados!