Tigres llega a la final del Clausura con la etiqueta de favoritismo pegada, para nadie es un secreto que los felinos se han convertido en el rival a vencer y Chivas ahora tiene la difícil tarea de retarlos en la final.