Uno de los integrantes de los Harlem Globetrotters, ejecutó disparos desde lo alto del nuevo T-Mobile Arena en Las Vegas.